La nave (Matei Vișniec)

La nave se hundía poco a poco decíamos
y qué más da si se hunde la nave y decíamos
toda nave se hunde un día
y nos dábamos la mano
a modo de despedida

pero la nave se hundía tan lentamente
que tras diez días, quienes nos habíamos
dado la mano volvíamos a mirarnos
avergonzados y decíamos no pasa nada
la nave se hundirá
tarde o temprano

pero la nave se hundía tan lentamente Sigue leyendo

Anuncios

Sólo quedan cinco, seis segundos (Matei Vișniec)

[…] quiero verte desnuda, ponte delante de mí
los zapatos al suelo, el velo de novia al suelo

sin zapatos y sin velo ella se hizo
incandescente, mis ansias de venganza se disiparon
de golpe
en un segundo volví a ser yo mismo
cobarde, pequeño, impotente, camaleónico Sigue leyendo