El dativo vuelve a la carga (métodos de tortura rumana II)

Tal vez creías que el dativo se limitaba al verbo gustar (a plăcea), que era aprender eso y no lo volverías a ver nunca más. Pobre infeliz. La tortura no ha hecho más que empezar. Pero no te preocupes; conforme avances, verás como vuestra relación va estrechándose. ¡Si al final le cogerás cariño y todo!

Hoy, te presento al dativo combinado con el verbo a fi (ser/estar). A mí personalmente me encanta, porque es una construcción que no se usa como tal en español pero que tiene muchas, muchísimas posibilidades.  Sigue leyendo

Métodos de tortura rumana: introducción al dativo

Probablemente, si nunca has estudiado latín o alemán (lo digo porque son las lenguas más populares, raramente encuentro a gente que estudie finés seriamente), te preguntes que es eso del dativo.

2453608231_0f136285e4Si has estudiado alemán, seguro que tienes un recuerdo amargo del dativo. Muy amargo. Si no lo has estudiado, seguramente hayas oído de algún amigo que sí lo ha hecho cuán difícil es. Nunca sé cuando usar dativo… oyes a los estudiantes de alemán, esperando en la puerta antes de los finales, torturados, como si el pasillo fuese el muro de las lamentaciones.

Mi profesora nos previno diciendo que el dativo nos haría sufrir… Sigue leyendo