Años y cuervos (Adina Dabija)

Ella tenía diecisiete años femeninos,
él tenía diecisiete años masculinos
y pasaban las horas bajo un sauce.
A sus pies,
la muerte pedía perdón por existir
y la luz de la luna les bañaba las rodillas.
La felicidad
se deslizaba a través de sus dedos
y por las comisuras de los labios.

Un día ella cumplió treinta y siete años femeninos,
él tenía diecisiete años masculinos
y se sentaron en un banquito.
Un cuervo los miraba desde el sauce, bajo la luna.

Ea avea saptesprezece ani femeiești,
el avea saptesprezece ani băietești
și stateau sub salcie.
La picioarele lor,
moartea își cerea iertare că există
și lumina lunii cadea în genunchi.
Fericirea
li se prelingea printre degete
și pe la colțurile gurii.

Apoi ea avu treizeci și șapte de ani femeiești,
el avu șaptesprezece ani bărbatești
și se așezară pe bancă.
Un corb îi privea din salcie, sub lună.

Ani și corb, Adina Dabija.

Anuncios

¿Te ha gustado la entrada? No te vayas sin comentar :-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s