De genitivos va la cosa

En su momento te las viste con el dativo; con un poco de suerte ya has aceptado que en rumano uno no tiene hambre (am foame) sino que le es hambre (mi-e foame). Tal vez lo hayas asimilado, pero, ¿serías capaz de explicar a alguien qué es exactamente el dativo?

Probablemente no.

¿Hace falta que seas capaz de explicarlo a alguien?

Pues tampoco.

Con el genitivo pasa lo mismo. Basta con que sepas usarlo. Así, a grosso modo, el genitivo sirve para indicar la posesión.

Ej. La casa de Paula es azul.

En español esto se hace con una estructura que combina la preposición “de” y el nombre de la persona a la que pertenece. En rumano, en vez de usar una preposición y añadir el nombre, cambia la terminación del nombre.

Casa Paulei e albastră.

No hay preposición, sino que cambia la terminación de la persona a la que pertenece. Y es así de fácil:

  • Cuando se trata de un hombre, no cambia la terminación, sino que se añade lui antes, como una especie de ‘de’. E casa lui Carlos (Es la casa de Carlos).
  • Cuando se trata de una mujer no se añade nada, sino que cambia la terminación, que a su vez depende de la propia terminación del nombre:
    • Si termina en a > ei · Alina – Alinei. 
    • Si termina en ca > căi · Monica – Monicăi. 
    • Si termina en ga > găi · Olga – Olgăi

E casa Alinei/Monicăi/Olgăi.

Espera, ¿y qué pasa si me llamo Izaskun?

Como bien sabes, los rumanos son un pueblo desconsiderado; por eso, cuando el rumano se gestó allá por el el siglo XVI, no tuvieron en cuenta cómo se formaría el genitivo de los nombres vascos que no terminasen en –a. Si estás leyendo y tienes este problema, no te preocupes: la terminación de tu nombre no cambiará, sino que la cosa funcionará como si tu nombre fuese masculino. Así que la casa será… lui Izaskun.

Demasiado fácil, ¿dónde está el truco?

Me has pillado. Ésta es la manera de formar el genitivo de los nombres propios. La manera de formar el genitivo del resto de las palabras es diferente y …. ejem, quizás algo más difícil. :p Por ejemplo, la casa de la chica (fata) es:

Casa fetei.

Sé que te mueres de ganas de saber porqué, ávido lector. Pero para eso deberás esperar un poco más… 😉

Anuncios

5 pensamientos en “De genitivos va la cosa

  1. Pingback: Genitivo o cómo hablar de la posesión en rumano: artículo determinado (I) | rumaneando

  2. Pingback: 10 motive pentru a învăţa română! (o diez razones para aprender rumano) | rumaneando

¿Te ha gustado la entrada? No te vayas sin comentar :-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s